Read about Rich Sacher by clicking here

English | Spanish
 

Dividir y Compartir Plantas Acuáticas

por Rich Sacher, Luisiana, EE.UU
Seleccione las imágenes para ampliarlas
Translated to Spanish by Daniel Flouret, Argentina

 

 

La práctica normal de la horticultura recomienda trasplantar una planta a una maceta grande cuando su maceta actual le queda chica. Ciertamente, podemos hacer esto con nuestras plantas acuáticas si tenemos un estanque muy grande y espacio suficiente para las nuevas plantas. Sin embargo esto puede dar como resultado macetas muy pesadas o ejemplares demasiado grandes. Como sus primas terrestres, a menudo es necesario rebajar o dividir las plantas acuáticas. Algunas plantas desarrollan una mata que es demasiado grande para su maceta, o para su ubicación en el estanque. Las plantas flotantes pueden volverse demasiado numerosas para la superficie de agua. Un nenúfar perenne, o uno tropical de floración nocturna, comienza la temporada como una única planta, y luego se convierte en un clan superpoblado de hermanos que compiten entre sí. En vez de trasplantar esas plantas a macetas más grandes, la mayoría de los estanquistas prefiere dividir sus plantas, manteniendolas a una escala adecuada para el tamaño de su maceta y estanque. Replantamos la mejor y más fuerte planta de la división, lo que nos deja con gran cantidad de plantas más pequeñas.

Los amantes de las plantas suelen ser renuentes a descartar plantas perfectamente buenas, ¡aún si no tienen espacio para ellas! Estas plantas sobrantes permiten efectuar intercambios de plantas con otros estanquistas, que es una manera excelente de obtener plantas acuáticas que no hemos cultivado con anterioridad. He aquí algunos factores a considerar si decide dividir e intercambiar plantas.

CUÁNDO Y CÓMO DIVIDIR

No se debería dividir las plantas acuáticas en otoño, ya que estas serían propensas a la podredumbre de las raíces, mientras yacen en reposo en agua fría durante el invierno. El mejor momento para dividir plantas acuáticas es en primavera. Las plantas están comenzando a crecer y se recuperan rápidamente de la división. Se las puede replantar en tierra nueva para la temporada que se inicia, y se puede usar su desempeño en el año anterior para decidir el número de plantas que quiere y su ubicación en el estanque. Deberíamos señalar aquí que muchas plantas acuáticas también pueden ser divididas a mitad de la temporada de cultivo si se han vuelto tan grandes que es deseable su división.


Los Lotos son una excepción para esta división de mitad de temporada, ya que no se recuperan fácilmente si se molestan sus raíces mientras están en crecimiento activo. Durante la temporada de cultivo se los puede trasplantar cuidadosamente a una maceta más grande, de ser necesario, pero no se los debería dividir, excepto en la primavera temprana mientras la planta está en reposo. Los tubérculos de Loto tienen el tamaño y la forma de bananas, y siempre terminan en el fondo de la maceta. La manera más sencilla de encontrarlos es poner la maceta boca abajo y usar una manguera para eliminar la tierra con el chorro de agua. Cada tubérculo debe tener una punta de crecimiento para poder sobrevivir. Estas puntas de crecimiento son muy frágiles y no deben ser dañadas en el proceso de división. Yo trato a estas puntas de crecimiento como si fueran de cristal.Se pueden cortar los estolones que hay entre los tubérculos, pero no corte los tubérculos en sí.

Se puede plantar los tubérculos en tierra nueva, usualmente de 2 a 4 tubérculos por cada maceta de 40 a 60 cm (16 a 24”). Los tubérculos sobrantes pueden ser almacenados en bolsas plásticas conteniendo turba en polvo húmeda. La turba en polvo protege a los tubérculos, y su acidez previene que el moho y las bacterias los ataquen. Manténgalos en el refrigerador (¡NO el congelador!), hasta que esté preparado para intercambiarlos por otras plantas. Un sótano o garage fresco, libre de heladas, también sirve como depósito. Una etiqueta impermeable colocada en cada bolsa prevendrá las confusiones cuando lleve sus tubérculos embolsados al intercambio de plantas. Se puede usar este mismo método de almacenamiento para varias plantas acuáticas en semi-reposo: Canna, cola de caballo, junco, etc. pueden ser mantenidos en reposo de esta manera por un mes, mas o menos. Aunque los lotos necesitan veranos largos, calurosos y soleados para florecer bien, son bastante resistentes, en tanto la tierra en la que crecen no se congele en invierno.


Al dividir plantas siempre vale la pena conservar la mayor cantidad de raíces en funcionamiento que sea posible en cada parte. En cuanto haya dividido una sección de la planta, ponga sus raíces en agua para que no se sequen. Una vez que haya replantado los mejores ejemplares para su estanque, necesita decidir que hacer con las plantas sobrantes. Las puede colocar en recipientes con agua del estanque en una ubicación soleada, agregando una pizca de fertilizante al agua. De este modo se las puede conservar de manera indefinida. Las plantas con raíz desnuda son más fáciles de llevar a un intercambio de plantas, y la pequeña cantidad de fertilizante en el agua permitirá que las raíces y la parte superior de las plantas crezcan un tiempo mientras usted espera para hacer un intercambio de plantas. O, si tiene el deseo y el espacio, puede plantar estas divisiones en macetas con tierra, haciéndolas crecer durante un tiempo antes de usarlas en el intercambio. Me gusta usar la maceta más pequeña que pueda albergar las raíces sin apretujarlas, sabiendo que el nuevo propietario la trasplantará a una maceta más grande antes de ubicar la planta en su nuevo hogar.

 

El método de división depende del patrón de crecimiento de la planta. Las plantas demasiado grandes, como juncos, papiros, cola de caballo, etc. tienen muchas plantas individuales en la maceta, y podemos dividirlas en dos o cuatro matas. Se divide usualmente estos tipos de plantas empleando un cuchillo o una pequeña sierra para cortar la masa de raíces en el número de matas deseadas.

A veces es posible cortar hasta mitad camino y luego separar las matas tirando de ellas, preservando así más raíces en cada mata. (si separa las raíces bajo el agua, ¡romperá incluso menos raíces!) Puede replantar las mejores divisiones para su estanque y mantener las plantas sobrantes a raíz desnuda en agua, o plantarlas en pequeñas macetas para intercambios posteriores.

En las plantas con rizomas, tales como los nenúfares perennes, Iris acuáticos, Acorus, Canna, etc., se debería eliminar la tierra de las raíces con agua para exponer las uniones en los rizomas. Esto facilita ver donde dividir los rizomas. Cada división debería tener un mínimo de 8 a 10 cm (3 a 4”) de rizoma, con puntas de crecimiento y raíces. Si usa una maceta de 35 a 40 cm (14 a 16”) para estas plantas, puede querer plantar tres o cuatro rizomas por maceta, para crear una planta más llena rápidamente.

 
 

En las plantas que forman tubérculos, tales como nenúfares de floración nocturna, aponogetón, castaña de agua, etc., se debería lavar la tierra de la masa de raíces con agua, para exponer los tubérculos individuales; corte o extraiga con un giro los tubérculos de las raíces. Pueden haber entre 10 y 15 tubérculos en una maceta de 25 cm (10”); se suele plantar un tubérculo de nenúfar de floración nocturna por maceta ya que son prolíficos productores de tubérculos durante la temporada. Se pueden plantar 3 o 4 tubérculos de castañas de agua, aponogetón y taro por maceta, para crear más rápidamente plantas llenas para la temporada estival. Los tubérculos sobrantes pueden ser plantados en macetas de 10 a 15 cm (4 a 6”) para su intercambio posterior, o pueden ser mantenidas en agua del estanque por algunas semanas; también se los puede almacenar en turba en polvo húmeda a entre 5 y 10 grados C (40 a 55 grados F).

Los nenúfares tropicales también forman tubérculos que son grandes y blandos y que no suelen sobrevivir al invierno… incluso en un invernadero. Sin embargo, a veces hay varios tubérculos pequeños y duros adheridos al tubérculo grande, y se puede remover estos pequeños tubérculos (1 a 5 cm [½ a 2“] de diámetro) y plantarlos en macetas individuales. Estos no comenzarán a crecer hasta que la temperatura del agua supere los 21ºC (70ºF), así que si tiene un estanque bajo techo, es mejor hacerlos brotar allí y llevarlos al exterior más adelante. Se puede colocar los tubérculos sobrantes en bolsas plásticas de cierre hermético con agua y mantenerlos a 15-21ºC (60-70ºF). Algunos pueden brotar y desarrollar unas pocas hojas pequeñas, pero no comenzarán a crecer hasta que se los coloque en un estanque cálido y soleado.


Algunos nenúfares tropicales son vivíparos… durante el verano, forman nuevas plantas en el centro de sus hojas más viejas. Estas plantitas desarrollarán raíces mientras aún se encuentran unidas a sus hojas, y algunas veces también producirán flores. Estos nenúfares son fáciles de propagar, y son el origen de muchos nenúfares tropicales que los aficionados usan en los intercambios de plantas. Se puede retirar estas pequeñas plantas de las hojas en descomposición y plantarlas en macetas de 10cm (4”) con tierra fertilizada. Ubíquelas a poca profundidad (8 a 10cm [3 a 4”]) en un estanque cálido y soleado. Se convertirán en plantas florecientes en 3 a 5 semanas.

No todos los brotes vivíparos sobrevivirán, así que prefiero poner dos o tres de ellos por maceta. Si todos ellos prenden, podrá separarlos cuando hayan producido su segunda o tercera flor. Se enjuaga la tierra de sus raíces y se separan las plantas bajo el agua con cuidado, para minimizar la pérdida de raíces. Luego puede replantar los nenúfares, uno por maceta; o, si faltan pocos días para el intercambio de plantas, puede dejarlas flotar en el estanque hasta que las lleve al intercambio.

Se debe conservar las plantas que tengan hojas flotantes, ya sea que están a raíz desnuda o en maceta, en bolsas de plástico selladas para prevenir que se sequen. Mantenga la bolsa fuera de la luz directa, para que no se recalienten. De este modo se puede transportar en forma segura nenúfares, trébol de agua, pinitos, copitos de nieve, amapolas de agua, etc.

En plantas delicadas, puede dividir la corona y separar cuidadosamente las raíces. En plantas resistentes, como los paragüitas, puede tener que serruchar la masa de raíces… ¡incluyendo la maceta!

 


ORGANIZAR EL INTERCAMBIO DE PLANTAS

La forma más fácil de encontrar a otros estanquistas que estén interesados en intercambiar plantas es asociarse a un club de estanques local. La mayoría tienen reuniones mensuales durante la temporada de cultivo, y muchos grupos tienen boletines informativos que facilitan el intercambio de plantas entre sus miembros. Algunos clubes establecen una reunión en particular cada primavera específicamente para el intercambio de plantas. En algunos casos, los miembros donan el exceso de plantas al grupo para que se lo use para recaudar fondos, y los miembros tienen prioridad para comprar estas plantas a precio reducido. Otros clubes de estanques solicitan a sus miembros que donen sus platas sobrantes a un jardín botánico local, para que se incluyan en la venta anual de plantas en apoyo del jardín. (Llegue temprano y se sorprenderá al ver la variedad de plantas ofrecidas en venta.)

Los periódicos locales suelen tener una sección de plantas en sus avisos clasificados de venta, y esta es otra manera de ofrecer vender o intercambiar sus plantas adicionales. Es, también, una gran oportunidad para conocer a otros estanquistas de su zona.

Los boletines del barrio son otra posibilidad para publicitar su intercambio de plantas acuáticas. Cubren un área geográfica más limitada que un diario regional y esto facilita que los estanquistas vecinos de reunan.

NO CAUSE DAÑO… ¡Y MANTÉNGASE FUERA DE PROBLEMAS!

No sugiero usar Internet para intercambios de plantas, ya que puede dar lugar a todo tipo de problemas. Recuerde, Internet es un medio global. ¿Qué hará cuando reciba un correo electrónico desde Kuala Lumpur, de alguien que le ofrece enviar su exótica planta acuática a cambio del nenúfar extra que usted tiene? ¿Es legal? ¿Necesita un permiso?¿Sobrevivirá la planta al viaje? ¿Cómo va a empaquetarlo y cuánto le costará el envío? Es mejor dejar el envío de plantas a otros estados o países a importadores y exportadores profesionales… de otro modo, usted puede tener problemas. La lista de plantas prohibidad varía grandemente de un lugar a otro. Sin darse cuenta, podría ser culpable de importar o exportar una maleza detestable cuya erradicación o control podría, eventualmente, costar millones de dólares. Sólo tenemos que pensar en el hermoso jacinto de agua que ahora colapsa nuestras vías navegables del sur, y tendremos una idea de cuan destructivas podrían resultar las plantas importadas.

El próximo azote de lagos y pantanos en el sur puede ser la Salvinia gigante, un prófugo de Sudamérica. Esta planta acuática flotante puede formar un colchón impenetrable de 30 cm de espesor (1 pie), matando toda la vida acuática debajo de ella, y ya ha invadido vías navegables en Texas y Luisiana. Muy probablemente haya sido traída al país por un acuarista y ahora está siendo dispersada de un sitio a otro por navegantes que circulan por las vías navegables recreativas.

Hasta enviar por correo plantas a estados limítrofes tiene sus problemas: el envío puede retrasarse en el correo, y el destinatario puede querer que usted reemplace la planta si llega muerta o en malas condiciones. O, la planta puede no ser de la variedad o el tamaño esperados, y esto puede crear desacuerdos: ¡Incluso puede estar listada como una planta nociva prohibida en el estado vecino!
Cuando los intercambios de plantas se hacen en persona, todos pueden ver las plantas que se intercambian y hacer preguntas sobre su cultivo. Se puede examinar las plantas detenidamente en busca de infestación de insectos. El intercambio de información puede dar lugar a conversaciones entretenidas que beneficien a ambas partes.

Es bueno saber que las plantas que se intercambian vienen del estanque de otro aficionado y que no han sido recolectadas recientemente de la naturaleza. Las plantas salvajes pueden traer malezas, insectos, parásitos de los peces, caracoles, cangrejos, etc. que usted no quiere en su estanque. Las acuáticas flotantes como los repollitos de agua o los jacintos de agua puden tener insectos, o huevos de crustáceos o peces, escondidos en sus raíces. Incluso las plantas del estanque de un aficionado vecino pueden albergar algún bicho indeseable. ¡Una vez llevé a casa una planta paustre en maceta que tenía una pequeña serpiente de cascabel escondida entre sus raíces!

Lo que nos lleva a la siguiente recomendación: usted tal vez quiera poner en cuarentena cualquier planta nueva que reciba, ya sea por compra o por intercambio. Se puede mantener las plantas nuevas en un recipiente separado con agua del estanque durante una o dos semanas, mientras realiza observaciones diarias en busca de turistas indeseables. Es una practica común el poner los peces nuevos en cuarentena antes de introducirlos en el estanque, y tiene sentido seguir el mismo procedimiento con las plantas.

El intercambio de plantas es una gran manera de probar nuevas plantas acuáticas. Se obtienen nuevas plantas, se expande nuestro conocimiento, se hacen nuevos amigos… ¡todo debido al intercambio de plantas! ¿Quién hubiera pensado que las “sobras” podrían constituir un agregado tan bienvenido a nuestro menú de plantas acuáticas?

WGI ONLINE Journal Table of Contents

Water Gardeners International
Home | Join WGI | Members' Exclusive | Gateway to Water Gardening