Jeremy Prentice >
Noelene Pullen Photo

English | Spanish
Translated to Spanish by Daniel Flouret, Argentina

 

Nueva vida para un viejo dispositivo:
El Volcan de Guilfoyle

por Jeremy Prentice
Jardines Botánicos Reales, Melbourne, Australia
Seleccione las imágenes para agrandarlas

Desde finales de la década de 1870, los JBR de Melbourne han tenido un Volcán, no uno geológico, sino un reservorio para almacenamiento de agua con forma de cono volcánico, construido por el entonces Director William Guilfoyle. Por algún tiempo hubo planes de reabrir el Volcán al público (se lo vació y dejó cerrado desde comienzos de la década de 1980), y finalmente, el proyecto recibió la muy necesaria financiación en 2008 y comenzaron los trabajos. Con un tema de plantación general de “Jardinería para un Clima Crecientemente Seco” (el futuro proyectado para Melbourne), el diseño apunta a mostrar plantas que prosperan bien bajo tales condiciones. No suena muy acuático hasta ahora… ¿verdad?

Para un plano del proyecto,, seleccione aqui.

 
William Robert Guilfoyle

Afortunadamente, el rasgo central del nuevo diseño es el cono volcánico en si mismo (¡por supuesto!) que contiene cerca de 1,3 millones de litros (unos 343 mil galones) de agua – y balanceándose por allí en la superficie hay un nuevo agregado a los Jardines: cinco islas flotantes circulares, cubiertas con plantas acuáticas y marginales.

Entonces, a mediados de 2008, se despejaron las laderas del cono volcánico y sus alrededores para que pudiéramos comenzar a establecer si este aún podría embalsar el agua y, de ser así, cuanta – notarán por las fotos que el cono está recubierto con piedras basálticas, todas las cuales, con excepción de las últimas 12 filas, formaron parte de la construcción original de la década de 1880.

Se llenó el Volcán en busca de filtraciones (con agua bombeada desde el Lago Ornamental principal), y con el paso del tiempo mostró que mientras que la construcción original seguía tan bien como al comienzo, era necesario levantar y re-sellar las filas superiores (colocadas en la década de 1970).


Transcurrió algún tiempo hasta que comenzara la parte paisajística estructural, un período en el cual el diseño de las Islas del Volcán (conocidas en ese entonces como Vainas) cambió drásticamente, ¡gracias a una conexión fortuita realizada a través de nuestro propio WGI Online Journal¡ El concepto original consistía en tener islas sumergidas en el agua, plantadas con diversos híbridos de Nymphaea. Esto habría resultado bastante sencillo, excepto por el hecho de que estaríamos extrayendo agua del Volcán para riego, por lo que el nivel descendería más de un metro (tres pies) a lo largo de la noche (para volver a subir al reponerse el agua).

Como pueden imaginar, la ingeniería involucrada en mantener un cantero sumergido flotando a unos 40 cm (16”) por debajo de la superficie del agua, con la capacidad de adaptarse a la variación de la altura de la columna de agua, resultó ser muy engorrosa. Fue por esta época que me pidieron algunas sugerencias sobre las plantas (mi primera participación en el proyecto), momento en el que casualmente estaba leyendo el resumen de Tamara Kilbane sobre su tarea anual de jardinería acuática en 2008 (WGI Online 4.1), en el que ella mencionaba el uso de islas flotantes… ¡conexión fortuita! Muy gentilmente, Tamara me habló de la empresa de Bruce Kania, Floating Islands International, mediante la cual establecimos contacto con Terry Wearmouth de Nueva Zelandia (el representante de FII para Asia-Pacífico). 

En el transcurso de unas pocas semanas nuestro desafío logístico de crear el diseño de vainas original se transformó en un producto preempaquetado, ligero y fácil de instalar con años de soporte científico para su uso en la limpieza de masas de agua Y nos proveyó de un dispositivo ornamental. Nuestro enorme agradecimiento a Tamara por el contacto, ya que significó una enorme diferencia para nosotros.

A mediados de octubre, nuestras islas fueron enviadas desde Nueva Zelanda, prefabricadas y listas para ser ancladas, y en los dos días subsiguientes fueron instaladas y quedaron a la espera de H2O de calidad seleccionada…


Como suele suceder, pasaron otras tres semanas antes de que pudiéramos bombear el agua de nuestro lago principal al Volcán. Durante ese tiempo instalamos nuestro sistema reticulado de riego por goteo que toma agua del fondo del Volcán y la dispersa por las superficies de todas las islas, incrementando grandemente el potencial de tratamiento de agua y ayudando a prevenir la estratificación en la columna de agua. Durante el fin de semana anterior al bombeo de agua tuvimos la bendición de una lluvia récord de 50 cm (20”) en 24 horas, así que en el momento de plantar le lunes por la mañana contábamos con unos buenos 50 cm (20”), más o menos, en los que chapotear y plantar.

 

 
Con muchos ayudantes que hicieron liviano el trabajo, plantamos las islas en menos de un día y las cubrimos con redes contra pájaros hacia fines del segundo día. Para el miércoles el agua estaba entrando y las islas flotaban alegremente con el viento. Llegado el momento, retiraremos las redes contra pájaros (en tres a seis meses), y veremos como les ha ido a las distintas plantas en su etapa de establecimiento.

A la larga, el Volcán se conectará con cañerías y extraerá agua de las grandes masas de agua de los Jardines – parte de un esquema de captura y reticulado de agua a gran escala, diseñado para recolectar, almacenar y tratar agua de tormenta tanto de los Jardines como de los alrededores, y un esquema del cual, dependiendo del financiamiento, ustedes escucharán hablar mucho más – ¡manténganse atentos a más desarrollos en los Pantanos Activos!

Abajo encontrarán nuestra selección de especies, listadas de la isla más grande a la más pequeña, reflejando la lista de especies el orden de plantación de afuera hacia adentro (o sea, de más bajas a más altas, del borde al centro, con aproximadamente 6 plantas por m² [10,8 pies2])
     

Isla 1 :: 27.3m² (294 pies2)
Selleria radicans
Chorizandra enodis
Villarsia reniformis
Alisma plantago-aquatica
Baumea juncea

Isla 2 :: 20.9m² (225 pies2)
Ranunculus inundatus
Carex gaudichaudiana
Philydrum lanuginosum
Colocasia esculenta

Isla 3 :: 16.45m² (177 pies2)
Isotoma fluviatilis
Ficcinia nodosa
Crinum pedunculatum

Isla 4 :: 15.1m² (163 pies2)
Triglochin striatum
Isolepis marginata
Eleocharis acuta


Isla 5 :: 12.8m² (138 pies2)
Marsilea drummondii
Ranunculus amplus
Meeboldiana scariosa
Lythrum salicaria
 

Nota 1: para hacerle frente a la variación de altura de la columna de agua y prevenir que las islas se agrupen en un lado, hemos usado un sistema de poleas y correas, aproximadamente dibujado aqui.

El cable de anclaje tiene una longitud extra que nos permite liberarlo y arrastrar las islas (mediante la “correa”) a la orilla para efectuar mantenimientos anuales programados o especiales.

Nota 2: Realizamos un análisis inicial de la calidad del agua de nuestro lago cuando la bombeamos, el que será repetido en el futuro para ver cuán efectivo puede resultar el tratamiento una vez que las plantas estén establecidas – (tomado de la superficie, 11:50 hs 3/12/09:

pH 8,97
Conductividad 0,618 ds/m (salinidad baja a moderada)
Turbidez 6 NTU
Oxígeno Disuelto 8,47 mg/L
Temperatura 23,5ºC (74ºF)

WGI ONLINE Journal Table of Contents

Water Gardeners International
Home | Join WGI | Members' Exclusive | Gateway to Water Gardening