Read about Kathy Biggs

 Una Serie en Tres Partes sobre Construcción de
Estanques para la Vida Silvestre

English | Spanish 
Translated to Spanish by Daniel Flouret, Argentina

Construya un Estanque para la Vida Silvestre
Parte 2
Como Diseñar el Estanque

por Kathy Biggs, California EE.UU.
Seleccione las imágenes para agrandarlas


En la Parte 1 de esta serie de 3 partes, cubrimos la filosofía y perspectivas necesarias para construir estanques para la vida silvestre. Repase ese artículo aqui. Este artículo, Parte 2 de la serie, describe como abordar el diseño de su estanque.

Elija la Ubicación, el Tamaño y Diseñe el Perímetro

Contrariamente a lo que usted pudiera pensar, es mejor construir un estanque silvestre CERCA de su casa. Al ubicar el estanque a la vista, no sólo obtendrá más placer del mismo, sino que se enterará inmediatamente si algo necesita atención. El estanque de la foto superior está justo afuera de la ventana y del patio de la cocina.

Una pareja construyó su estanque silvestre en el fondo del terreno, con la idea de usarlo como lugar de meditación. Cuando dejaron de meditar por varios días consecutivos, los recibió una vista horrible: los mapaches habían modificado la cascada y toda el agua se había derramado fuera del estanque. Este estaba seco y todas aquellas criaturas que no podían vivir sin agua habían muerto. Perdieron todos sus renacuajos, ninfas de libélulas y caballitos del diablo, e incontables larvas de escarabajos buceadores, entre otros.

Cuando su estanque está cerca de su casa, usted puede usar sus ventanas como puestos de “observación” y camuflaje para sacar fotos. ¡Tener un estanque enfrente de la ventana de la cocina incrementa grandemente el placer de lavar los platos! Para obtener buenas imágenes de sus visitantes silvestres es útil tener una cámara con lente de acercamiento, y no olvide tener a mano sus binoculares.

Aunque la mayoría de los nenúfares y otras plantas acuáticas disponibles en los viveros prefieren los lugares soleados, ¡usted puede ubicar su estanque bajo un árbol! Por otra parte, si ubica su estanque en donde puedan caer hojas dentro de él, se incrementará su carga de trabajo. Si su estanque está bajo un árbol, tienda una red contra pájaros en otoño para atrapar las hojas (como en la foto de la izquierda). Si se ubica la red en pendiente, al sacudirla las hojas rodarán hacia abajo, tal vez hacia una carretilla estratégicamente ubicada.

Cualquiera que sea el tamaño que esté considerando, probablemente debería aumentarlo. Construya su estanque tan grande como pueda, ya que un estanque más grande es más estable. Es preferible si se puede llegar a todos los lugares del estanque para su mantenimiento, pero ese debería ser su único factor limitante. La Sociedad Británica de Libélulas realizó un estudio para determinar el mejor tamaño para un estanque diseñado para las libélulas. Su recomendación: construya un estanque de 4,5 x 6 metros (12 x 20 pies). Con un estanque de esas dimensiones se puede alcanzar el centro desde los bordes para retirar desechos y la temperatura del agua permanecerá medianamente estable debido a su volumen.

Probablemente querrá tener áreas poco profundas y muy profundas, incluyendo un escalón horizontal, a unos 45 cm (18”) de profundidad, para poner plantas acuáticas en macetas. Una profundidad de 1 metro (3 pies) proveerá un área donde la temperatura del agua sea más constante, y donde las pequeñas criaturas puedan esconderse de depredadores más grandes, tales como garzas y martines pescadores.

Los estanques de lona darán mejor resultado ya que pueden moldearse con formas más naturales. Una lona de EPDM de 1,125 mm (45 mils) es una buena elección. Los estanques de concreto podrían rajarse y partirse con el tiempo y necesitan ser tratados para prevenir que se dispersen químicos tóxicos en el agua. Los estanques preformados de polietileno moldeado no tienen bordes poco profundos ni vienen en tamaños lo suficientemente grandes para un estanque silvestre. Otra opción, especialmente al construir un estanque grande, es un estanque con fondo de tierra. Este diseño, sin embargo, requiere de maquinaria pesada por lo que no es muy apto para un estanque de jardín.


 

Los estanques silvestres deberían tener una playa. Esto no sólo proveerá un camino para que la vida silvestre entre y salga del estanque, sino que le permitirá a USTED entrar y salir. Debería construir su playa con “escalones” que lleven a la parte más profunda del estanque. Usted necesitará entrar al estanque para efectuar mantenimiento, una experiencia deliciosa en un día caluroso. ¡De hecho, esos días son el momento perfecto para realizar mantenimiento! Construya los escalones rellenando sacos de arpillera con tierra de su jardín y colóquelos entre la lona y el fondo del estanque.

Un sendero alrededor del estanque, como se ve en estas fotos, le permitirá acercarse al agua. También facilitará que se estire hacia el estanque para realizar mantenimiento. Un “truco” artístico consiste en hacer que su sendero se angoste a medida que se aleja de la playa. Esto crea la ilusión óptica de que el estanque es más grande de lo que realmente es.

Variar las terminaciones de las orillas no sólo hará que su estanque se vea más natural, sino que permitirá a la vida silvestre elegir sus sitios de entrada y salida, teniendo en cuenta sus necesidades de ocultamiento y otras consideraciones de seguridad. Por favor, evite, en lo posible, el efecto “collar” resultante de usar empedrado como bordura. No se verá natural y sus criaturas más pequeñas quedarán vulnerables y expuestas al cruzarlo. Use materiales más naturales y variados que sólo rocas y piedras. Puede usar un tronco como parte de su diseño de borde. ¡También hará las veces de simpático “banco” para que sus amigos remojen los pies en días calurosos!


Una fuente de troncos son las pilas de descarte en los parques nacionales en los que compañías madereras han hecho talas. Los troncos en estas pilas están destinados a ser quemados y, al usar uno, ¡estará ayudando a prevenir la polución del aire! El tronco que usamos, cerca del sendero de la foto de arriba, está parcialmente ahuecado y fue colocado sobre ladrillos de cemento. La lona del estanque sobresale y recubre los ladrillos de cemento que están debajo del tronco. Este tronco se ha convertido en nuestro sitio favorito; imita lugares de la naturaleza que he encontrado y disfrutado.

Probablemente, usted quiera usar algunas borduras de roca. Verifique lo que hay disponible localmente. Las piedras y los peñascos que se dan naturalmente en su área se verán mejor. Si se permite la recolección de piedras en su área, buscar sus propias piedras puede ser una experiencia gratificante. De lo contrario, cómprelas de paisajistas o canteras locales. Distribuya piedras en otros lugares de su jardín para enlazar el estanque con el terreno y lograr que parezca que siempre estuvo allí.

Se pueden fijar las piedras con espuma aisladora expansiva. Asegúrese de elegir una marca no tóxica que sea inerte una vez seca. Puede echar puñados de tierra de su jardín sobre la espuma mientras esta se seca. La tierra se adherirá y hará que el área se vea natural, disimulando la espuma. Se debe aplicar el rocío de espuma sobre una superficie seca, no mojada. Por ello, tal vez sea necesario desagotar el estanque unos 30 cm (1 pie) o más luego de verificar que los bordes están nivelados.

Incluso usando una lona para estanques puede ser difícil crear variaciones en los contornos sin formar “arrugas”. Sin embargo, estos cambios de contorno hacen que el estanque luzca más interesante y natural. También crean microclimas.


Una manera de contrarrestar el problema de las arrugas, una vez que se ha llenado el estanque, es crear “bolsillos para plantas”. Para hacerlo, agregue un anillo de piedras dentro y alrededor del borde del estanque. Coloque un trozo de lona dentro de este anillo; llene el “bolsillo” con tierra arcillosa y agregue plantas. Aquí, se creó un bolsillo para plantas cerca del tronco y del área de playa (foto a la derecha) y se lo llenó con Point Reyes checkerbloom (Sidalcea sp.), a la que le encanta la tierra húmeda. Sus flores son especialmente dulces.

 


Si tiene zonas de césped en su jardín, permita que una parte de césped colinde con el estanque para ayudar a vincular ambas áreas. Sin embargo, un estanque bordeado sólo por césped se verá fuera de lugar y solitario.

Una o más áreas pantanosas cerca del estanque proveerán un punto de entrada y salida para múltiples criaturas. El follaje brinda protección, sombra y humedad mientras permite enlazar el estanque con el resto del jardín.

  Para crear un pantano: Excave el área hasta una profundidad de 45 cm (18”) y recubrala con lona para estanques, o con laminado plástico negro de menor costo. Agregue agujeros de drenaje a la lona. Llene el área pantanosa con una mezcla mitad y mitad de turba y tierra de jardín. Plante en ella plantas palustres. Seleccione aqui para obtener una lista de plantas palustres y acuáticas autóctonas de Norteamérica.

Se pueden poner pantanos tanto en zonas soleadas como sombrías. El pantano soleado en la foto superior está situado entre el sendero y un peñasco ribereño. En esta foto del mes de Mayo florecen flores-mono amarillas (Mimmulus guttatus).

Al decidir sobre la ubicación de su estanque, es prudente considerar la escorrentía natural del suelo. Es un error ubicar el estanque en la zona más baja de su jardín. Esta NO es una buena idea ya que el agua que fluye a través de su jardín puede provenir del otro lado de la calle, o más lejos aún. Y podría contener contaminantes tales como herbicidas, pesticidas y/o aceite que resultarían muy dañinos si ingresaran a su estanque.

Construya bermas alrededor de su estanque para evitar que ingresen la escorrentía. Las cascadas, pantanos y troncos son todos buenos métodos para crear bermas que parezcan naturales.


Cuando llueva “a cántaros”, necesitará asegurarse que el exceso de agua acumulada en su estanque tenga una ruta de escape. La escorrentía de su estanque no excederá a la cantidad de agua que caería en esa área si fuera un patio, así que sólo es necesario descargar el agua hacia un área más baja o a una zanja de desagüe. Alguna gente construye sumideros para su escorrentía, pero que usted lo necesite o no dependerá de la disposición de su terreno y de dónde estén ubicadas las casas de los vecinos, por ejemplo.
Una forma muy sencilla de construir una salida de desborde consiste en crear una leve hendidura en algún lugar del borde exterior. Coloque allí un trozo de caño de desagüe de plástico ABS (el color negro es el preferido ya que esl el que menos se notará). Coloque una piedra u otro objeto pesado encima del caño de PVC para mantenerlo en su lugar y fuera de la vista. El agua que caiga dentro del estanque escapará a través de este caño. Ubique el caño de manera que la escorrentía se dirija hacia el sector más bajo de su jardín. Esto funcionará en forma parecida a las bajadas de desagüe de su techo.

Otra forma de proveer drenaje es crear un lecho de arroyo, forrado con lona para estanque y cubierto de piedras. En la foto de arriba, un ciervo bebe del estanque en el lecho del arroyo de desagüe.

Hasta cierto punto, las áreas pantanosas cercanas al estanque también permitirán algo de drenaje.

Un estanque silvestre no necesita tener recirculación de agua, pero existen varios beneficios si se usa una bomba. El agua estancada es más proclive a producir algas y albergar mosquitos. Las criaturas acuáticas necesitan oxígeno y el agua en movimiento tiene más oxígeno disuelto. Esto es verdad en parte porque la cascada crea ondas en el agua y allí ocurre la difusión de oxígeno. Piénselo de esta manera: la superficie del agua es plana, así que un hilo que cruzara el estanque mediría el diámetro de la superficie. Pero una cascada crea ondas, así que un hilo que cruzara el estanque tendría ahora que subir y bajar con cada pequeña onda. Por lo tanto la medida del diámetro se incrementa, permitiendo una mayor absorción de oxígeno.


 
   

Una cascada constituye un agregado magnífico a cualquier estanque, y puede servir como una de sus terminaciones de borde. Las cascadas, además de ser estéticamente agradables, también alejan a los mosquitos, que prefieren aguas quietas El agradable sonido de una cascada ayuda a enmascarar otros sonidos del vecindario, y mucha gente encuentra que el sonido del agua que cae es relajante y les ayuda a aliviar las tensiones de un día estresante. Los sonidos del agua en movimiento, producidos por una cascada, atraen a los pájaros, que frecuentemente elegirán este sitio para beber y bañarse.

Una forma de construir una cascada es apilar la tierra excavada en el extremo opuesto del estanque. Use lona para estanques y piedras para crear una cascada parecida a un arroyo (foto superior izquierda). O, si la pendiente de su jardín es cuesta abajo, puede traer grandes peñascos y apilarlos artísticamente uno encima del otro (foto superior derecha). Esta cascada fue construida con cuatro peñascos. Dos de los peñascos crearon la base de la cascada, y un peñasco en forma de taza se ubicó por encima. El cuarto peñasco se colocó a la izquierda de la cascada para brindar continuidad al diseño. La bomba de recirculación se ubicó en el área profunda, lo más lejos posible de la cascada. Un tubo flexible (lo mejor es usar un color oscuro) corre desde la bomba hasta el medio de los dos peñascos de la base de la cascada, y luego sube por detrás hasta la parte superior del peñasco con forma de taza. Un divisor, ubicado al final del tubo, se esconde debajo de algunas piedras planas y un rociador en forma de rana.

Se agregó tierra por detrás de los peñascos y una “falda” de tierra, sostenida en su lugar por plástico negro contenido por una red de alambre (también se puede usar red contra aves), rodea al peñasco con forma de taza y en él se han plantado polypodiums y helechos de cinco dedos (Adiantum aleuticum).

El hacer que el agua caiga de una saliente incrementa el efecto de sonido y resulta agradable a la vista. ¡Las ranas parecen encontrarlo agradable también, ya que nuestras ranas autóctonas han descubierto que amplifica naturalmente su “canto”!


Las rocas de la cascada y la bomba de recirculación serán sus gastos principales, fuera de la lona en sí. Investigue costos en Internet. Asegúrese de elegir una bomba magnética, en vez de una que use aceite: una bomba que usa aceite puede crear problemas. Si las raíces penetran en la bomba y la queman, el aceite se derramará en el estanque. Afortunadamente, el aceite flota. Si ocurriera un desastre de ese tipo, contenga el derrame de aceite con una manguera y haga rebalsar su estanque agregando agua por el lado opuesto al sitio por donde quiere que desborde. En el sitio de desborde coloque papeles de diario. El aceite saldrá flotando y será absorbido por el papel de diario, mientras el agua fluye.

Puede ser beneficioso, especialmente en un estanque de mayor tamaño, agregar uno o más pequeños adornos acuáticos, tales como una “rana escupidora” u otro tipo de juego de agua, en un área diferente (foto a la derecha).

     

Diseñe el Interior del Estanque

Una de las principales cosas en las que se diferencia un estanque silvestre de uno para koi o nenúfares tropicales es en el tratamiento de los bordes. Un estanque silvestre debería tener bordes poco profundos. A diferencia de los estanques tropicales, donde los lados se construyen a propósito con bordes empinados para impedir la entrada de mapaches y otras criaturas, un estanque silvestre acepta y fomenta la entrada de criaturas silvestres y de seres humanos también.

Sus criaturas silvestres necesitan los laterales de suave pendiente para entrar y salir. Una vez visitamos a un propietario cuyo estanque silvestre estaba en su casa de la montaña. Pero tenía bordes empinados. Un día, cuando regresaron de un paseo, encontraron un cervatillo muerto en el estanque. ¡Había caído adentro y no había podido salir!


El diagrama más abajo muestra las variaciones de profundidad del estanque silvestre Bigsnest. Los bordes exteriores son poco profundos, de sólo unos pocos centímetros de profundidad. Piense en los estanques naturales que ha visitado, y recordará ver renacuajos y muchas otras criaturas en los poco profundos bordes donde el agua es más cálida en los días soleados. Esto es lo que estamos tratando de imitar. El área poco profunda está marcada en el diagrama con color verde azulino.
  El área siguiente en el diagrama, coloreada de verde claro, es un escalón para plantas a una profundidad de unos 45 cm (18”). Está diseñado como un área plana donde se puedan colocar plantas en recipientes bajos. (Puede encontrarse más información sobre como plantar plantas para estanques en otros artículos en el sitio web de WGI).

El área más allá del escalón de plantado se muestra en el diagrama en color verde oscuro; se necesita esta área profunda para dar estabilidad a la temperatura del agua del estanque. Adicionalmente, brinda un lugar donde las criaturas se puedan esconder de sus depredadores y también pasar el invierno, momento en el que el agua más profunda será la más cálida. Recuerde que agregar escalones que entren en el estanque para su propio uso incrementa la seguridad. ¡La lona de estanque con una suave pendiente, especialmente cuando está cubierta con una capa natural de limo del estanque, puede ser muy resbalosa!

Es prudente agregar una ruta de escape. Un tronco o algunas ramas que sobrepasen los bordes del estanque (extendiéndose desde adentro del estanque hasta varios centímetros, o incluso algún metro, afuera del estanque) ofrecen una ruta de escape a pequeñas criaturas que hayan podido caer. Un objeto que biseca el borde es, asimismo, un truco artístico que “ancla” el estanque al terreno circundante.

  Una vieja rama retorcida es muy apropiada. Cuando estábamos llenando nuestro estanque, colocamos una rama de manzanita (Arctostaphylos) (izquierda). Mientras el estanque se llenaba, notamos que la rama estaba flotando en el medio y necesitaba ser reubicada. Cuando nos metimos para moverla, ¡vimos que había una lagartija en la rama! Se la notaba más que agradecida cuando trajimos la rama de regreso a la orilla y pudo escapar a tierra firme.

Para diseñar la plantación interior del su estanque hay que seguir lineamientos básicos de paisajismo. Plante en matas. La foto de la derecha muestra pontederia (Pontederia cordata) y lirios azules (Iris versicolor). Plante algo para cada estación (la pontederia florece más tarde que los lirios azules). Varíe las formas, texturas y colores del follaje.

 


  Agregue algún elemento “dramático” al estanque, haciéndolo más atractivo. La darmera (Darmera peltata) de la foto de la izquierda cumple ese propósito, creciendo en nuestra área pantanosa sombreada en el Estanque Silvestre Bigsnest. Es una planta que también podría plantarse en un área pantanosa soleada. ¡Sus hojas alcanzan casi un metro (1 yarda) de longitud! 

¡En otoño, las tonalidades doradas reinan! En la foto de la izquierda, los Arces Japoneses (Acer palmatum) proporcionan llamativos colores otoñales. Su tamaño está en buena proporción al tamaño del estanque.
 

En invierno, especialmente si usted vive donde hay heladas o nieve, la mayoría de las plantas se marchitará, rebrotando en primavera. Si vive en un lugar donde el invierno presenta nieve permanente, la belleza de su estanque puede permaneces escondida o tener su propia belleza agreste. 

Construya su Estanque Lentamente y No Tema Dejarlo Evolucionar

No hay razón para apurar el desarrollo de su estanque. Tómese su tiempo y disfrute de las etapas. Encontrará que algunas plantas tal vez “migren” a donde sus necesidades sean mejor satisfechas. Si deja que esto ocurra naturalmente, sus plantas crecerán más saludables, ¡ya que ellas “saben” dónde crecen mejor!

Controle las Algas

Para controlar las algas: cubra dos tercios de la superficie del estanque con plantas flotantes y/o plantas emergentes. Estas plantas no sólo proveerán sombra, lo que disminuye la temperatura del agua (el agua tibia hace prosperar las algas), sino que también consumirán algo de los nutrientes del agua, privando de los mismos a las algas que, de otro modo, prosperarían consumiéndolos.

  Luego, plante un área equivalente a un tercio de la superficie del estanque con plantas sumergidas, como la Elodea. Estas plantas absorberán nutrientes a través de su follaje, quitando más nutrientes a las algas. El uso de plantas altas en el lado oeste del estanque proveerá sombra en la tarde, el momento del día en que más puede llegar a calentarse el agua del estanque. La foto de la izquierda muestra un árbol en el lado oeste del estanque Bigsnest. Este da sombra por la tarde.

En la foto superior, se permitió que la Elodea (planta sumergida) creciera hasta la superficie, donde formó una alfombra y floreció con pequeñas flores blancas. Si esta alfombra se vuelve antiestética o acumula desechos, se la puede podar periódicamente con tijeras para recortar cercos: ¡la tarea perfecta para un día caluroso!

Otro método para controlar las algas quitándoles el alimento es usar un filtro, preferentemente uno biológico.

Sepa que, aunque las algas pueden ser antiestéticas, se trata de una ocurrencia natural. Todo estanque tendrá una explosión de algas en su primer año, ya que las plantas no habrán tenido tiempo aún de crecer lo suficiente para lograr el balance necesario para privar de nutrientes a las algas. No desespere ni corra a usar productos químicos en su estanque. Sea paciente. El segundo año la explosión primaveral de algas será mucho menos intensa, y el tercer año menos aún.


 

Filtros para Estanques

Una bomba de recirculación será beneficiosa para la mayoría de los estanques, pero se puede construir un estanque que no tenga una, usando sólo las plantas del estanque para filtrar el agua y empleando una red para quitar los desechos. El estanque Dragonfly Roost, a la izquierda, es un estanque desconectado de la red eléctrica, totalmente sin filtrar. Tiene un pequeño flujo entrante y saliente, sin embargo, ingresando el flujo entrante por a la zona pantanosa donde las plantas proveen algo de filtración (en la foto el área pantanosa está atrás a la derecha).


Un filtro mecánico sólo remueve los sólidos suspendidos en el agua del estanque. Un filtro biológico, que es más complejo, puede operar en gran medida como los filtros de placa de fondo en las peceras. El filtro biológico puede ser diseñado como parte integral del estanque o estar alojado en un tanque separado. Lea aqui.sobre filtros.

Control de Mosquitos en un Estanque Silvestre

Aunque el agua en movimiento, una cascada por ejemplo, ayuda a alejar a los mosquitos, a veces es necesario un enfoque más directo. Además de ser “molestos”, los mosquitos pueden transmitir enfermedades, así que aunque sean parte de nuestro entorno natural NO son algo que queramos criar en nuestro jardín trasero (¡ni en el delantero!)

En muchas áreas las agencias de control de mosquitos distribuyen en forma gratuita “peces mosquito” (Gambussia affinis) a los propietarios de estanques para ayudarlos a mantener controlado el número de mosquitos. Sin embargo, esos peces no son autóctonos de todas las regiones de EE.UU.; sólo existen naturalmente en la divisoria de aguas del Golfo de México. En el oeste de EE.UU., en particular, las autóctonas ranas arbóreas del Pacífico (Pseudacris regilla) han evolucionado en estanques efímeros y sus renacuajos no han desarrollado el hábito de considerar a los peces como depredadores. Las aguas efímeras no duran todo el año, evaporándose a medida que progresa la estación por lo que no tienen peces. Las ranas en todo el mundo están en problemas; no se están reproduciendo satisfactoriamente y están extinguiéndose. Necesitamos que nuestros estanques sean un refugio para ellas, no una trampa mortal.

Puede aprender más sobre el pez mosquito, y en que áreas es autóctono, en este enlace de Wikipedia.


Lo que funciona muy bien para el control de los mosquitos en todos los estanques de jardín es un producto natural que daña SÓLO a los miembros de la familia de los Diptera. La familia de los Diptera incluye a los mosquitos, moscas negras y típulas. Al hacer flotar “rosquillas” impregnadas con el bacilo Bti (Bacillus thuringiensis israelensis) en su estanque, usted matará las larvas de todos los miembros de la familia, pero NO a los miembros de otras familias de insectos, ni a mamíferos, anfibios, reptiles o peces.

El uso de Bti reducirá la cantidad total de insectos en su estanque. Sin embargo, también reducirá la cantidad de “comida” disponible para algunos de los residentes, tales como las ninfas de libélulas y de escarabajos. Las tablas de dosificación muestran cuanto producto usar y con cuanta frecuencia se lo debe reponer. En un estanque del tamaño del Estanque Silvestre Bigsnest, una tableta semanal mantiene el nivel de Bti constante. Recomendamos usar el producto Bti como primera línea de defensa contra los mosquitos. Está disponible en la mayoría de los viveros y ferreterías.

     

Si el Bti no funcionara, o fuera económicamente inviable, recomendamos usar especies AUTÓCTONAS de peces. Necesitará investigar que peces son autóctonos en su área. En muchas partes del mundo los peces espinosos son autóctonos. Tienen más o menos el mismo tamaño del pez mosquito pero se alimentan en la superficie, mientras que el pez mosquito lo hace a todos los niveles. Esto significa que los peces espinosos son menos propensos a alimentarse de los renacuajos y de las ninfas de libélula, aunque pueden llegar a hacerlo en pequeñas cantidades.

¡Ahora está usted listo para construir su estanque silvestre! La Parte 3 de esta serie, en el próximo número tratará sobre cómo mantener su estanque.



Seleccione aqui para conocer más sobre el Estanque Silvestre Bigsnest, que cumplirá 15 años en 2010, y el Estanque Dragonfly Roost, que cumplirá 5 años en 2010.

Parte 1: ¿Por Qué Construir un Estanque para la Vida Silvestre?
(WGI Online Journal, Noviembre de 2009)

Parte 3: Como Mantener un Estanque Silvestre y Otras Ideas
(WGI Online, Mayo de 2010)
     

WGI ONLINE Journal Table of Contents

Water Gardeners International
Home | Join WGI | Members' Exclusive | Gateway to Water Gardening