Lea sobre Pam Spindola

Nuestra experta en koi describe variedades de koi en otros
números de WGI Online. Cada uno abrirá en una nueva
ventana para mejor referencia.
Introducción y Kohaku | Sanke | Showa | Utsurimono

Parte 1

Translated to Spanish by Daniel Flouret, Argentina
En Busca de Koi y Cumpliendo un Sueño,
Pam Spindola Hace

Un Viaje del Espíritu
a Japón

Texto e imagenes por Pam Spindola
Seleccione las imagenes para agrandarlas

     

Por años, he querido visitar el alma y vida de la afición koi, Niigata, Japón, el lugar de nacimiento de los nishikigoi o carpas elaboradas. El área, a sólo unas pocas horas de Tokio, viajando en tren bala, está alejada muchos más años del ajetreado, bullicioso y frenético ritmo de la Tokio del siglo XXI. La ciudad principal, Ojiya, es un área agrícola más conocida por su producción de arroz. Geográficamente, el área, compuesta por las famosas 20 villas, está rodeada en tres de sus lados por montañas y linda con el río más largo del país, el Shinano, que deambula y desagua en el Mar de Japón en la ciudad de Niigata, en la costa. El área también es conocida como Yamakoshi-ken.

Así como muchos golfistas quieren visitar Escocia para estar donde comenzara el popular juego, los antropólogos quieren visitar Papúa, Nueva Guinea, para visitar culturas de la Edad de Piedra, y gente de todas las religiones quiere visitar Jerusalén, yo quería ver el área de Yamakoshi, las veinte villas donde se crían los koi, y hablar con la actual generación de criadores Japoneses, quienes mezclan ciencia, arte y magia desconocida para crear estas maravillosas carpas coloridas llamadas koi.

Aunque alguna gente intenta hacer este viaje sin un guía, yo no podía imaginarme manejando del lado opuesto de la autopista, a través de sinuosos caminos montañosos de un sólo carril, sin señalización. Sumado a todo eso, yo no hablo ni leo japonés. La mayoría de los aficionados en busca de koi buscarán un guía informado que conozca el idioma y tenga una relación de trabajo con los criadores. Hay varias personas en Estados Unidos que ofrecen ese tipo de servicios y que hacen publicidad en las revistas especializadas y en la web.

Viajamos con Kaz Takeda, quien ha estado dirigiendo grupos por muchos años. Mi finado esposo y yo participamos de su gira al All-Japan Show en enero de 1988, al Ryunkai Show y a una gira de compra de koi a Niigata en Noviembre de 1994. Mi esposo había hecho varios viajes a Japón con Kaz. Nuestras familias han sido amigas por mucho tiempo, comenzando en la época en que Kaz era un comerciante en Fresno, California, y luego en Orange County, California.

Mi viaje comenzó en Tokio con una vertiginosa visita turística de dos días, compartida con dos amigas y aficionadas a los koi, Judy Walker de Newport Beach, California, y Barbara Flowers de Denver, Colorado. Luego de aterrizar en el siempre creciente Aeropuerto de Narita y de un viaje en ómnibus de una hora a Tokio, nos registramos en el lujoso New Otani Hotel, que tiene un hermoso jardín de 400 años de antigüedad, que una vez perteneciera a un señor feudal. Abarca 4 hectáreas (10 acres) de estanques, bosquecillos de bambú, puentes y varias linternas inusuales.


Jardín del New Otani Hotel -

 

 
Tancho kohaku


Bosque de bambú
   


Linterna con cadena de lluvia


El primer día de nuestro viaje, después de hablar con el conserje, las tres tomamos el metro y caminamos hasta el Parque Ueno, donde pasamos varias horas viendo un complejo de atracciones turísticas. El Estanque Shinobazo, lleno de plantas de loto, es también un santuario para las aves. Se pueden rentar pequeños botes para disfrutar de un tranquilo respiro en esta ciudad acelerada. Cerca de allí hay un zoológico, varios templos y santuarios, así como el Museo Nacional. Este museo, el más grande de Japón y una visita obligada, alberga antigüedades que incluyen espadas, kimonos, grabados, rollos, pantallas y armaduras de varios períodos de la cultura japonesa.


Estanque Shinobazo

Después de una pausa para almorzar, estábamos exhaustas pero continuamos nuestra gira a pie en el Santuario Asakusa. Caminamos a través de la famosa Puerta Kaminarimon con sus inconfundibles linternas rojas y nos encontramos, repentinamente, en medio de una multitud de gente realizando compras a lo largo de la Nakamise Dori, un camino bordeado a ambos lados por pequeños y grandes negocios que venden todo tipo de recuerdos o regalos japoneses. También, muchas delicias dulces y comidas que tientan a los paseantes. Era domingo y familias enteras se dirigían al Templo Sensoji y al Santuario. Aunque aún nos quedaban lugares que visitar, la noche cayó repentinamente sobre nosotros y regresamos al hotel para pasar la noche.
     


Pam en la Puerta Kaminarimon

 
Nakamise Dori


Masas rellenas con temas koi

 
Galletas dulces y saladas

 
Tokio de noche

 

Al día siguiente, visitamos a un amigo y muy conocido aficionado a los koi de Tokio, el Sr. Shinge Takahashi. El participa muy activamente de una organización de aficionados en Japón, la Asociación Ryunkai. Su estanque de koi alberga muchos koi ganadores, incluyendo Grandes Campeones. En Japón, los koi galardonados son verdaderas joyas dignas de verse, casi perfectas en tamaño, forma del cuerpo, densidad de color y bellos patrones.

< El Sr. Takahashi alimentando a sus koi >

Le pedí sugerencias para elegir un koi en Niigata. Me dijo que buscara un buen cuerpo y, más importante, la blancura de la piel. En segundo lugar, dijo que el kiwa, o borde entre dos colores, debía ser nítido. Finalmente, indicó que buscara el odome o el espacio detrás de la terminación del patrón antes de la cola. Nos sentimos honrados de que el Sr. Takahashi dedicara tiempo de su ocupada agenda para mostrarnos su estanque.

Kaz, amigo y guía en el viaje, nos llevó a un jardín muy clásico que recordaba de su infancia, el Koishikawa Korakuen. La construcción de este idílico sitio comenzó en 1629 y concluyó 30 años después. La arquitectura paisajística representa famosas características geográficas, sólo que miniaturizadas. Pasamos una hora y media recorriendo a pie los senderos del jardín, que seguían los bordes del estanque. Fue realmente una escapada de la ciudad, excepto por el perfil del Domo de Tokio que estaba justo detrás del parque. Otro hecho sobresaliente del día fue ver pasar al Príncipe y a su contejo de cinco limosinas negras por la calle. Nos dijeron que era un hecho raro.

 
El Jardín Koishikawa con
el Domo de Tokio a lo lejos


El Puente Engetsukyo
(puente de la luna llena)

 
Isla Horai

 
Pequeño artefacto de agua
a la salida del jardín

A la mañana siguiente visitamos el Ginza, el Rodeo Drive de Tokio, para ver la apertura de unos Grandes Almacenes. A las 10 en punto de la mañana sonó música y los vendedores se alínearon para dar la bienvenida a todos a los Grandes Almacenes Mitsukoshi. Al entrar, cada individuo se inclinaba y nos daba la bienvenida con una frase en japonés. Visitamos todos los pisos, incluyendo los de vestimenta, aparatos electrodomésticos y accesorios, pero los favoritos fueron los dos niveles del subsuelo que venden comida, pescado y aves frescos, así como exquisiteces de panadería y comidas listas para llevar.

Apertura matutina de los Grandes Almacenes Mitsukoshi >

 

Manjares en la tienda de Departamentos Mitsukoshi


Apuramos el regreso al hotel donde Kaz nos esperaba para asegurarse que abordáramos el tren bala correcto para Niigata en la Estación de Tokio. Esta gran estación tiene una miríada de puertas y plataformas. Afortunadamente, los carteles también tienen números y texto en inglés. Nuestra plataforma indicaba Shinkansen Joetsu con vías número 20 o 21 a Nagaoka, la ciudad más grande de la Prefectura de Niigata, con una buena cantidad de hoteles y restaurantes. Abordamos el tren con instrucciones de que alguien nos recibiría y nos llevaría a nuestro hotel, un “onsen” o típico spa termal japonés. Kaz planeaba reunirse con el resto del grupo que llega a Japón y se encontraría con nosotras al día siguiente.


Tren bala a Niigata

En dos horas, luego de un muy confortable y tranquilo viaje, llegamos a destino y vimos nuestros nombres en un cartel sostenido por un hombre muy agradable. El nos guió rápidamente a través de la terminal hasta su automóvil y anduvimos otros 45 minutos, subiendo una pequeña montaña hasta nuestro spa, el Hotel Sun Rolla, donde nos quedaríamos los días siguientes. Echigo Kawaguchi es un área agrícola, muy conocida por su arroz y vegetales.

Hotel Sun Rolla    

 

 
Uno de 12 platos servidos en
una elegante cena privada

 
   


Vista desde nuestra habitación -
el Río Shinano


Piscina climatizada externa


Desayuno tradicional -
sashimi, vegetales en vinagre,
pescado, rábano, algas, té verde

Los criadores suelen tener varios establecimientos en este área. Es muy importante concertar una cita, especialmente durante la temporada de otoño, cuando drenan los estanques de cría y se encuentran con los clientes. De lo contrario, se corre el riesgo de hacer un largo viaje en vano.

Al día siguiente, miércoles, comenzamos el primero de cuatro días de búsqueda de koi. Se nos unieron otras varias parejas acompañadas por su comerciante, Mike Swanson de Minnesota. Su hijo Devin está pasando el año en Japón trabajando con uno de los criadores más renombrados, el Sr. Hisashi Hirasawa de la Granja de Koi Marudo. Luego de las presentaciones subimos a nuestro mini-bus y esperamos con ansias nuestra primera parada. Pasando las oficinas centrales de la Asociación de Criadores de Japón, llegamos a la Granja de Koi ISA, conocida por sus excelentes gosanke, especialmente los showa. Sin embargo, vimos excelentes ejemplares de todas las variedades.

El plan era pasarnos varios días inspeccionando los koi, pidiendo a los criadores que nos reservaran aquellos que nos interesaran, y regresar para comprar los que eligiéramos. La mayoría de los criadores quieren recibir el pago en yenes japoneses. Algunos pocos, sin embargo, aceptaban el pago con tarjetas de crédito, lo que es tanto más conveniente para los extranjeros. En Japón, el cambio de divisas no es tan simple como en otros países. Los únicos cajeros automáticos que operan con tarjetas americanas parecen ser los de las tiendas.

La Granja de Koi Isa estaba llena de excitación y actividad. Todos sentían curiosidad por los koi que nos traerían de los estanques de cría. Repentinamente sentí que la ansiedad trepaba por mis entrañas mientras me preguntaba cómo haría para elegir uno o dos koi entre todos aquellos maravillosos especimenes, y cuáles se ajustarían a mi presupuesto.

 
El Sr. Hajime Isa y Kaz


Showa, 60 cm (24 "), de tres años

Granja de Koi Isa


^ Midiendo koi recién llegados,
Mike Swanson en el fondo


No hay tiempo que perder, gritamos mientras entrábamos en el bus para nuestra siguiente parada, la Granja de Koi Suda. El Sr. y la Sra. Suda han sido amigos míos por largo tiempo ya que el Sr. Suda fue juez de nuestra exhibición local en varias ocasiones y su familia visitó a la nuestra cuando estuvieron en California. Estaba muy entusiasmada por verlos.

Se dice que el Sr. Suda creó el koi de aletas largas o “koi mariposa”. También se especializa en variedades inusuales de koi. Adicionalmente, cría peces no ornamentales para otras industrias. Su hijo, Kazutaka, se encarga del negocio ahora. Después de ver los estanques nos despedimos con el plan de reunirnos el Sábado por la noche para celebrar el cumpleaños de la Sra. Suda.

 
La casa del Sr. y la Sra.
Atsushi Suda

Granja de Koi Suda


Seleccionando y clasificando koi

 
Tanques en invernaderos

 
Tanques de
almacenamiento externos


Kaz, nuestro conductor,
Judy Walker, Dr. Alvin Au
Nuestra siguiente cita era con un muy prominente criador de koi de líneas campeonas de gosanke conocidas como Dainichi, respetado en todo el mundo. Yo conocí al Sr. Minoru Mano, el padre, hace unos 20 años. Luego de su muerte, sus hijos han continuado con el negocio y crían exitosamente koi de clase mundial. Sería un honor comprar un koi con el nombre Dainichi. Varios de nosotros seleccionamos koi para que los reservaran por 24 horas. Encontramos a los hermanos Mano sumamente serviciales. Esperé pacientemente hasta que uno de ellos tuviera tiempo de atrapar un kohaku para mí. Había tantos para examinar y nadan tan velozmente. Comencé a sacar fotos de aquellos en los que estaba interesada. Milagrosamente, el Sr. Mano (el hijo) fue capaz de encontrar aquellos que me atrajeron entre los cientos de danzantes aletas y patrones rojos.
     
Llegado este punto casi perdí mi confianza. ¿Cómo iba a poder seleccionar unos pocos koi entre tantos? Quería realizar la mejor elección y obtener el máximo de mi inversión. Tal vez inversión no sea la palabra correcta ya que ninguno de nosotros piensa en los koi como inversión, sabiendo cuán fácilmente pueden cambiar. Kaz me recordó que tenía cuatro días y que no había apuro para tomar una decisión.

Granja de Koi Dainichi    


< ^ Kohaku >
 

Hicimos una pausa para el almuerzo. En el camino nos detuvimos en un negocio de productos textiles para koi que tenía redes, contenedores, piedras aireadoras, accesorios, ¡un Home Depot para koi! Aunque resultaba tentador comprar una nueva red, supe que no sería práctico, ¡y que no me dejarían llevarlo como equipaje de mano!

< Tienda de Productos Textiles Miyaishi


Nuestro itinerario de la tarde incluÃ&SHY;a la visita a varios comerciantes más. El primero era Yamaiyo, perteneciente al Sr. Shigeyuki Hoshino. Se lo conoce por sus excelentes linajes shusui y asagi. El Shusui es un doitsu o koi sin escamas, excepto por una única tira a lo largo del dorso y, tal vez, otra fila a lo largo del costado del vientre. Las escamas deben ser perfectamente derechas, el color azul debe ser claro y parejo, sin manchas. El acento naranja rojizo debe estar ubicado artísticamente. Finalmente, la cabeza debe ser azul claro, muy limpia y sin manchas. El asagi es un koi azul con un mallado de azul más oscuro sobre el cuerpo. Este mallado debería ser simetrico y delineado limpiamente. Nuevamente, la cabeza necesita ser clara y libre de manchas. Sus koi eran muy bellos y de una calidad pocas veces vista en EE.UU.

 Granja de Koi Yamajyu


Shusui


Shusui - ¡Tantos para examinar!

 
Yamajyu es conocido
por sus shusui

 
Shusui

 

 
Shusui

< Shusui y asagi

Parte 2 > | Parte 3 >

WGI ONLINE Journal Table of Contents

Water Gardeners International
Home | Join WGI | Members' Exclusive | Gateway to Water Gardening